La rana Mª Pili

En las orillas de un puente para cruzar un río vivía una pequeña rana que se llamaba Mª Pili.

Mª Pili era una rana muy servicial, todos los días se ponía en uno de los extremos del puente y a todo aquel que pasaba le preguntaba si necesitaba ayuda para cruzar el río, todos los animales que por allí pasaban se reían de la ranita, para qué tus servicios si hay un gran puente.

Día tras día, semana tras semana la ranita hacía lo mismo.  Un día una crecida del río hizo caer el puente y como todos los días  Mª Pili se puso en una de las orillas del puente y allí espero a que alguien quisiera pasar.

LLegó un agil zorro que días atrás había cruzado el río por el puente y se había reido de la rana. De igual forma, la rana pregunto al zorro que de nuevo volvió a reirse de ella e intentó cruzar el río sin éxito y volviendo bajo sus pasos.

La rana de nuevo volvió a preguntar al zorro si deseba cruzar a lo que el zorro arrepentido por sus desprecios anteriores respondió afirmativamente. La rana de un pequeño salto se dirigió hasta la orilla y allí señaló al zorro unas piedras por las que saltando de una a otra se cruzaba al otro lado.

 Moraleja: A veces ser amable y escuchar a los demás nos puede ayudar a cruzar más de un río.

Esta entrada fue publicada en Cuentos/Fábulas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *