El gato Lucas

El gato Lucas era un gato que vivía en una lechería muy pobre, el lechero todos los días al final de la tarde le ponía un plato de leche al gato. Pero el gato Lucas un día se cansó de vivir en la lechería y se mudo a la vecina frutería, un poco más rica que la lechería, allí la frutera una señora muy amable todas las noches le ponía de comer una manzana que no gustaba mucho a Lucas, por lo que pasados unos días decidió mudarse a la vecina pescadería, el cielo de un gato, pero allí no fue bien venido y el pescadero uno de cada tres días le daba pescado pasado para comer, el gato no tardo mucho en decidir marcharse y de nuevo regresó a la lechería, donde el pobre lechero le estaba esperando con su plato de leche diaria.

Moraleja: No mires más alla  de lo que tienes porque su brillo te deslumbre puede ser temporal

Esta entrada fue publicada en Cuentos/Fábulas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *